viernes, 2 de enero de 2009

Obligaciones del Traductor autónomo



El traductor autónomo tiene la obligación de realizar pagos fraccionados a cuenta del IRPF. Estos pagos se realizan a través de la presentación trimestral del modelo 130 (IRPF).


Del mismo modo también se tiene que presentar el modelo 300 correspondiente al IVA.


A su vez, se deben presentar también los modelos anuales (1.5-30.6) D-100 (IRPF) y 390 (IVA).


Lo más fácil para el traductor es que confíe estas tareas a una agencia o gestoría, así podrá centrarse completamente en su trabajo y estará tranquilo sabiendo que cumple con sus obligaciones fiscales.


El traductor deberá asegurarse de que pide facturas y guarda recibos de todo lo que necesita para su actividad profesional (materiales, sueldos, luz, internet, cuota de seguridad social...). También deberá presentar las facturas que él mismo expida, por ello es aconsejable que el traductor tenga bien ordenados sus documentos y que estos estén accesibles en cualquier momento.
Imágenes: Google.

1 comentario:

Laurinha dijo...

¡Hola traduwoman!

Quería invitarte a que por favor te des una vueltita por mis blogs y me digas que te parece (bienvenidas son las correcciones cuando son necesarias).

¡Besos!
Laurinha
--------
http://laurinha-traducciones.blogspot.com/
http://laurinha-traducciones-musica.blogspot.com/
http://laurinha-traducciones-frases.blogspot.com/