lunes, 2 de marzo de 2009

CÓMO PREPARAR NUESTRAS FACTURAS



Todos los traductores que estén dados de alta como autónomos, deberán facturar por los servicios prestados. Es importante que elaboremos para ello un modelo de factura que refleje nuestro logo o imagen corporativa. La factura podrás hacerla mediante una hoja excell.



Datos que no pueden faltar:

- Nº y fecha de factura
- Nuestros datos (Nombre, Apellidos, NIF, dirección, localidad)

- Datos del cliente (Nombre de la empresa, CIF o NIF, dirección, localidad)

- Concepto (Descripción del encargo)

- Nº de palabras
- Tarifa (precio por palabra o encargo)
- IVA (16%)

- IRPF (15%)
- Forma de pago

- Cuenta bancaria (para transferencias)

En principio, lo habitual es situar el logo en la parte superior izquierda, dejando la parte derecha para tus datos.

Es importante reflejar de forma clara los datos del cliente y el número de factura, sería interesante ponerlo en negrita o resaltarlo de alguna forma. Esto agilizará su lectura posteriormente. Os aconsejo que dejéis bastante espacio para la descripción del concepto, pues es donde pondremos todos los datos imprescindibles para que el cliente reconozca de qué trabajo se trata. Antes del total, también deberán aparecer los posibles descuentos (que siempre se aplicarán antes del IVA/IRPF) y la base imponible (el total antes de aplicar IVA / IRPF). Al igual que los datos del cliente y el número de factura, también es aconsejable que el total quede subrayado o resaltado.

La parte inferior de las facturas se reserva para indicar la forma de pago y los datos bancarios (hay que asegurarse de que estén bien escritos). Lo ideal es enviar las facturas a finales de mes con nuestro sello y firma correspondientes.

Las facturas son parte de nuestro trabajo, ¡cuanto más profesional quede más seriedad estaremos reflejando!

Imágenes: Google.



1 comentario:

Sofia dijo...

Muchisimas gracias por compartir esta información! Soy estudiante de traduccióny me a servido muchisimo! :D